Borrando miedos…

Y con mirarte en fotos me robas suspiros, con verte a los ojos me pongo nervioso, y admirarte a través de instagram es mi nueva mayor afición, claro que también me gusta sentir tu espalda desnuda, me gusta respirarte y sentirte cerca de mi, pero a veces hay que conformarse con los pequeños tesoros que nos da la vida.

No dejo de pensar en ti ni un día, estas en mi mente todo el tiempo, y en todas mis redes sociales, y en mi carrete de fotos del celular y obviamente te traigo tatuada en el corazón. Yo se que después de lo que hablamos no debería ser así, yo se que después de lo que dijiste no debería de escribir así, pero es que me resulte muy difícil dejar de sentirlo, se me hace mediocre aceptarlo y sólo darme la vuelta y no luchar más, se me hace insuficiente conformarme con un no es nuestro momento, y las cosas no deben empezar así.

Tengo miedo de ver moverse tus labios tan cerca de mi y no poder besarlos, tengo miedo de verte pasar y no poder atraparte entre mis brazos, tengo un corazón que se acelera al leerte, que palpita como si se quisiera salir a saludarte cuando te veo y que me provoca una sonrisa inusual cuando te escucho.

Quisiera poder borrar todos tus miedos e inventarte una historia diferente para que quisieras vivir una vida a mi lado. Borrar todos las reglas morales de tu mente, todos los prejuicios que te importan y comenzar desde cero lo que entre dos pudiera pasar.

Cielo Verde…

green-sky

Anoche la luna se asomaba coqueta por mi ventana, parecía luna llena desde el ángulo donde la veía, pero era una luna media, una mitad completamente radiante y perfecta, brillando desde el Rincón derecho de mi ventana, iluminando las sabanas en mi cama y al buro del fondo que se veía a través de mi ventana.
Sonreí y suspire, pensé que en cualquier momento de cualquier día hay cosas hermosas que apreciar sin esperar que algo extraordinario pudiera pasar, recordé mas de una de esas lunas en las que en lugar de asomarse, bajaba por mi ventana y nos iluminaba con singular alegría la noche.

Hoy desperté con las ultimas huellas de la luna en el cielo, con un sol imponente que marcaba su hora de entrada y despedía a la luna y esa estela que suele dejar antes de desaparecer, pero mi sorpresa fue que el sol siendo el mismo ponía el cielo de otro color, hoy el cielo se ve verde, las cosas cobran intensidad y los colores vuelven a tener contraste. Hoy el día se ilumina diferente, la tranquilidad se puede escuchar desde mi ventana, y algunos pájaros deseándonos un buen día al fondo también se pueden escuchar.

No puedo evitar esconder mi sonrisa, caminar diferente y sonreír a quien se me ponía en frente, no pude disimular el palpitar de mi corazón cambiando de ritmo por volver a escuchar tu voz, besar tu piel o probar tus labios, y es que aunque es difícil aceptar o saber que no será lo mismo probablemente, es mejor tenerte cerca, saber que en cualquier momento llamaras, o que te puedo encontrar en cualquier negocio de la misma plaza que solíamos frecuentar, o que quizás algún día te arrepentirás y correrás tras mi querer. No puedo evitar pensar mandarte flores, o llevarte un chocolate o quizás un globo de estrella para que tú tampoco me puedas dejar de pensar.

Ma falto tanto!…

Quiero ser eso que te cobija cuando quieres dormir, me muero por ser lo que piensas cuando te hablan de amor, quiero ser lo que presumes cuando hablan del amor predilecto.

Me gustaría alimentar tus deseos y llenar tus anhelos de sueños completos, tus glorias de nombres y apellidos, tus ilusiones en momentos y recuerdos.

Me falta tanto para ser lo que quieres y demostrar que la pasión y el amor van de la mano por un fin común.

Me falta tanto y fue un placer conocerte de la manera que te mostraste sólo para mi.

Guerra perdida…

No hay más cielo que mirar, no hay pájaros que canten y no hay árboles con hojas, el frío ah matado a casi todos por aquí, el cielo tiene un tono guinda y no se ve más el sol, o la luna o las estrellas.

Caminamos en busca de más sobrevivientes, me acompañan 2 guerreros que en su camino perdieron todo igual que yo. Camino con los hombros caídos con una mala postura y con mirada perdida, hemos vuelto a fracasar les dije con la voz entrecortada , otra vez no pudimos llegar, y esta vez nos quedamos mucho antes, esta vez no siquiera nos dejaron pelear. No se sí este siendo un mal líder, no se si imprima demasiada intensidad en los anhelos, o si simplemente lo que anhelo es algo que no puedo alcanzar.

Mi abuela me enseño a soñar, me dejo claro que nadie debía decirme cuando parar, que mis sueños eran realidades lejanas que yo mismo me debía de acercar, me hizo aceptarme como soy y llegar exactamente a donde quiera sin titubear. Así que estoy seguro que no es que crea que merezco menos de lo que estoy luchando, puedo obtener todo lo que yo quiera y no me voy a conformar con ser sirviente de otro amo, y menos voy a dejar que todo lo que hago con el corazón se quede en la espada de otros cobardes que no saben ni lo que están arriesgando.

Las batallas se ganan peleandolas, no esperando en las trincheras que es lo que pueda pasar. Tienes que estar ahí para demostrar que es lo que representas, no puedes pelear contra un enemigo invisible y menos puedes hacer algo si la causa de esa pelea esta perdida y te abandona.

Guerra perdida, no es más que una sucia batalla en la que no pude hacer nada, recojo mis armas y agarro mis banderas, me quito el casco y enfundo mi espada, levanto la mirada hacia la torre de aquel castillo en primavera y le susurró al viento para que lo lleve hasta tu ventana: eh perdido por ti, dejo de luchar por tu decisión, y me marcho a conquistar nuevos castillos. El viento sabrá entregar mi mensaje y espero que se te enchine la piel cuando lo escuches por que no habrá quien te haga sentir así.

Camino de regreso a casa si triunfos y con heridas, es hora de la sanción y de salir de nuevo a buscar por quien luchar.

Estrella fugaz

Siento un hueco enorme en el pecho, siento como si hubiera un hoyo negro donde iba mi corazón, siento que me succiona el alma y me causa una angustia que se siente como si me fuera cayendo de un edificio todo en tiempo.

Creo que finalmente siempre eh sido adicto a la adrenalina y a la depresión, no encuentro una mejor justificación para estar en donde estoy. Me dueles pero me dueles más cuando te vas, me duele cuando regresas y vuelve a pasar, me duele cuando me evitas y cuando la vida nos tiene que separar.

Hoy la luna tiene menos luz, las cosas son una pálida versión de lo que fueron ayer y la tierra se abre por donde paso para devorar todo lo que dejo atrás. Los recuerdos en mi cabeza son quemados en un incendio que pareciera un tornado de fuego.

Tengo los ojos rojo de estar quemando todos mis recuerdos, las manos temblorosas (como siempre) de impotencia y desesperación, no es algo nuevo para mi, pero es un sentimiento diferente, eh luchado tantas batallas, eh bajado al infierno por una alma, y me eh desterrado de sus reinos por su propio bien, y siempre eh tenido como luchar, de que aferrarme o por quien pelear, pero esta vez estoy solo parado viendo como destrozan todo a mi alrededor y solo puedo llorar por los que se van.

Todas esas cosas en mi cabeza son castillos que se destruyen a piedras y son sueños de vida que se van como estrella fugaz.

El último suspiro

En estos tiempos de caballeros y princesas las cosas se hacen de una manera diferente, las batallas se pierden por amor y las hazañas se logran por caprichos.

Ahí estaba yo, subiendo al estrado donde seria mi actuación final, con las manos amarradas y la boca tapada, solo esperando ser degollado. Fue un largo camino para llegar aquí, fue una situación resultado de muchos momentos y de muchas circunstancias, digamos que fue un camino que valio la pena.

No fue fácil escuchar mi sentencia sin poder apelar nada, no fue fácil sentir un marro golpear mi corazón y no poder liberar ni un poco de aire, ni un pujido, y todavía fue aun mas difícil aguantar esa lagrima que buscaba desesperadamente por donde salir, el destierro fue mi destino anunciado y por no hacer caso ahora la guillotina era mi castigo, pero ¿que mas podía perder?

Nunca fue un camino seguro, nunca fui un destacado Lord en tu imperio, creo que yo siempre me autodenomine el lugar que tuve, sabia que este crimen no era algo bueno o en otras palabras sabia que podría ser un gran error y terminaría con este gran dolor, aunque muy en el fondo creo que siempre tuve la esperanza de que todo fuera diferente, creo que me aferre mas en aquella obra donde la frase que mas se nos grabo “Cada quien tiene el amor que cree merecer” nos llevaría a otros caminos, probablemente un camino largo y difícil pero finalmente un camino donde reinaríamos juntos, pero no me arrepiento y hoy creo que lo hubiera hecho igual si tuviera otra oportunidad, probablemente con más malicia y buscando siempre como sacar ventaja para que te fijarás en mi, compitiendo y demostrando y no solo siendo lindo y esperando.

Debo decir que fue un camino agradable, debo agradecer los grandes momentos, las batallas, las reuniones, los festejos y los abrazos, y todas esas cosas que un mortal como yo se siente honrado por compartir a tu lado.

Este es el último suspiro con el que pienso en ti, siento el filo de la espada en mi nuca y no me queda más que voltear a verte y sonreír, a ti y al público que hoy asistió a mi ejecución, a ti y ese sentimiento que provocaste en mi corazón.

Creo que al final me quede esperando que detuvieras esta ejecución.

No es lo que parece…

Claro que se quien eres! Y claro que te conozco y creo saber de donde vienes y a que vas, claro que se lo que callas y por supuesto que no se lo que quieres decir, pero es que eres tan intuitiva que crees que yo se exactamente que quieres decir, que pasa por tu mente y que me quieren pedir.

Pero no, la realidad es tan distinta a lo que alguna vez nos diseñaron en casa. Los situaciones son tan absurdas que de verdad yo no se lo que pasa. Y finalmente aquí estoy en el mismo lugar, esperando que te vuelvas real y que me digas que siempre supiste lo que sentía y que sabes cuanto te puedo amar, típico imbécil creyendo que te sepas valorar.

La verdad nunca es lo que parece si no sabes cuanto te pueden amar!

Más días sin ti

Estos días han marcado una diferencia grande entre lo que estaba pasando con lo que tenemos, un abismo entre como me gustaría tenerte y lo que tengo. Muy a mi pesar las cosas han cambiado, con los ojos rojos y la pero resaca del mes tuve que aceptar que todo cambiaría y que las cosas cada vez serían más difíciles para hacerlas funcionar.

Lo que no entiendo es que si yo te dije que no pienso rendirme y el porque de mi seguir en tu camino, y la inspiración que me llega solo con escuchar tu voz o tus pasos, no sea suficiente para empezar algo que puede ser completamente irreal, tu y yo podríamos ser las fábulas para todas la relaciones, podríamos ser el ejemplo de que todo puede ser mágico y eterno mientras sepas como luchar que nunca es cuanto, sino desde cuando, que lo que importa esta en el corazón y lo que trasciende es la primera sonrisa.

Extraño cada centímetro de ti que me hacia reír y soñar y que sentía que faltaba cuando me podías tocar. No se como decirte que te quiero para mi, sin límites ni reproches, sin problemas ni berrinches y yo a que permanezcas tal cual eres y que quiero estar por ti para por siempre.

Es el frío o eres tu?…

Otra vez sentado en algún lugar diferente de la ciudad, con las piernas colgando y Lázaro Cárdenas a mis pies, sentado en un balcón viendo la francesa del puente Matute Remus, quedamos casi a nivel, sólo que a mi no me detienen unas cuerdas gigantes de acero ni me iluminan de colores 8 grandes cañones.

Un trago más de esta botella de moet que no tengo idea de donde saque, otra vez es uno de esos momentos clásicos para pensar, otra vez me invade la pinche melancolía y no puedo parar de fumar. Son estos lugares altos los que me dejan sacar lo más profundo que hace eco en mi cabeza, las cosas que se quedan guardadas por defensa personal o por mi salud mental. A veces creo que sería más sano dejarlas ahí, pero es difícil callar tanto que pasa en mi vida.

Hoy tengo uno de esos sentimientos como melancolía crónica, de ese sentimiento se soledad que te llega con todo y frío, esa sensación de que te abraza el aire mientras pasa por tu espalda y se pasa de largo, como cuando extrañas agarrar la mano de quien te abraza por la espalda o recargar la cabeza en el hombro de alguien más.

Otro trago a la botella y la botella se va, cae lentamente con las últimas burbujas que salen por la boquilla, gira y gira y se rompe en decenas de pedazos al pie del puente, me fumo la base del cigarro antes de llegar al filtro y no paro se pensar, mientras el humo sale lentamente se mi boca escapando hacia las estrellas puedo ver que esta madrugada es un cielo diferente, esta vez las estrellas iluminan otro camino distinto al mío, esta vez me toco solo detenerme y esperar.

Por qué somos tan difíciles los humanos para relacionarnos, esa magia que tenemos para hacer las cosas siempre por el camino largo y ese toque de nunca decir directamente lo que pensamos hace que un día como hoy no pueda pensé muy claro.

Un día más que se va y mi cabeza se aferra y no te deja de pensar… Vete ya o quédate pero decide que es lo que va a pasar.