Un día en cine… (Pt2)

Disfrutando de la comidad de los sillones y sin el recarga brazos que nos divide tomó tu mano y la comienzo a acariciar con la punta de mis dedos, te aprieto la mano, tu me correspondes y me agarras fuerte la mía y se me escapa un suspiro mientras te veo con tu cara de que estas poniendo atención a la película.

Sólo puedo pensar en que momento no será demasiado atrevido abrazarte y probablemente acariciar tu espalda. Sólo un momento hacia falta para que de animaras a moverte, y te recargaste en mi pecho y desde ahí vimos la película.

Sin darme cuenta que pasó, de pronto tu cabeza ya estaba en mi pecho, mi mano y tu mano abrazadas sobre mi pierna, y mi otra mano acariciandote la espalda, mientras mi corazón late tan fuerte que parece que dice tu nombre o que te quiere saludar.

“Estuve esperando este momento” estaba a punto de decir, me sentí tan bien que creo que deberíamos de tener otras dos horas así, abrazados. Después te hablaba al oído y te hacia comentarios absurdos del cine y de la película, pero mis negras intenciones iban más allá, yo lo que quería era probar tu perfume o mínimo acercarme más a tu cuello y de ahí acercarme a tu boca y probar tus labios y repetir una y otra vez ese beso que me dejo impresionado.

Me acerco cautelosamente a tu cuello y volteas a verme, mis labios cerca de los tuyos no pudieron hacer otra cosa más se besarte, y ser correspondió y apretar tu mano me acelero más el corazón y de nuevo se me escapo un suspiro.

Salimos y te invite a seguir platicando, no te podía dejar de ver, y aunque ya estaba todo cerrado buscamos un lugar donde sentarnos y seguirme perdiendo en tu belleza y esas cosas que tienes que me dejan anonadado con solo verte.

De verdad disfruto cuando estoy contigo y platicamos horas de cualquier cosa, y nos reímos y nos sonreímos y tenemos esas miradas que no se le dan a cualquiera.

Término nuestra noche con otro beso más, un abrazo y un montón de buenas deseos. Espero verte pronto y volver a sentirte cerca de mi. Cualquiera podría decir que sólo fue una ida al cine, que no tiene nada espectacular, pero no saben que es salir contigo y la magia de tenerte cerca, que buena noche.

Un día en el cine… (pt.1)

De esos días que sólo quieres salir adelante, dejar todo lo que te causa una carga y te impide crecer, hoy tengo uno de esos días.

Estoy en el balcón con la poca luz que queda de sol y la luna se comienza a asomar, el aire mueve mis hojas y me hace perder el orden de mis ideas, me tiemblan las manos y ni el sonido de las fuentes lo puede calmar.

Prendo un cigarro y me recargo en el barandal, inhalo el humo en un gran suspiro y lo dejo ir de un solo golpe, justo como todo se debe dejar ir, no me gustaría saber que conservo algo de humo en mis pulmones, aunque últimamente no es algo que me preocupe tanto, creo que de salud estamos bien.

Una mirada perdida hacia la nada, entre las nubes, entre la luna, entre cada palpitar, y pienso que después de todo te volveré a ver.

De pronto llegas y yo tratando de ver una luna nublada o escuchar a los pájaros desvelados soy sorprendido por un abrazo tuyo y un susurro en la espalda a la altura del cuello que dice “como estas?”. De inmediato sentí una paz interior tremenda, como si me hubieras dicho: todo va a estar bien, aquí estoy yo.

Sólo puedo pensar que tengo la fortuna de conocer gente muy bella en mi vida, y que se aparecen y están justo en los momentos más indicados, y no hablo de mis amigos ellos siempre saben donde voy a caer para levantarme.

Esos ojos que ya extrañaba ver, esas pestañas que parece que coquetean cada que parpadean. De pronto el viento nos sorprende agarrados de la cintura y mirándonos de frente, como si se alegrara de vernos juntos, como si nos quisiera enlazar entre ráfagas de aire frío y tu cabello largó y castaño moviéndose con ritmo.

Tus manos me sueltan pero sólo para agarrar las mías, nos perdemos un segundo en los ojos del otro y tu sonrisa de lado me dice que tenemos que entrar. Tiro mi cigarro al jardín, exhalo todo el humo que me quedaba y comenzamos a caminar de la mano como debió ser desde la primera vez.

Me alejó un poco sin soltar tu mano, a penas mis dedos detienen los tuyos mientras tu sigues caminando y veo de lejos la escena que esta por venir, veo tu silueta y nuestras manos y tu espalda baja y el vaivén de tu cabello, volteas repentinamente y me cachas la mirada, y para hacerlo más perfecto solo sonríes y levantas un hombro como indicando que es hora ya.

20120926-201518.jpg

De sentimientos y otras cosas…

Es un error garrafal y muy frustrante siempre hacerle caso a los sentimientos, son de esas cosas que te nublan la visión y te aprietan el estomago hasta sacarte el aire.

Por eso hoy la historia es diferente, por eso las cosa mas complicadas de la vida la hacemos nosotros en base a nuestro triste historial/vida/relaciones y es que no es tan complicado, no es bicolor ni fácil de aceptar pero es una estúpidas solo recordar.

Las mejores cosas llegan cuando menos lo esperas y la vida siempre te dará situaciones adversas y puntos por mejorar. Pero de verdad es creíble toda esta ideología? Mi mas franca respuesta es no.

Pero tengo una corazonada y creo que esto puede ser mejor… IMBÉCIL ! Las corazonadas no existen, ese músculo que se acelera o se detiene no lo hace por lo que este pasando, todo sucede justo en el cerebro y la estúpida memoria selectiva.

Cuantas veces no hemos pensado que las cosas pudieron ser mejores si hubiéramos hecho algo distinto, cuantas promesas se quedan en el aire y llega un punto en el que te crees que pudo ser diferente y dices: estoy seguro que lo puedo cambiar!

Es difícil aceptarlo y siempre será un tanto mas complicado sobresalir a algo que no estaba del todo seguro dejarlo ir, pero si ya tomaste la decisión arriesgare y cumpletelo, la parte mas importante de las decisiones es aprender a respetarlas.

No creo que todo lo que hicimos mal o que erróneamente decidimos sea un fallo o una conducta errónea. Creo fielmente que cada quien tiene su momento en la vida de alguien mas, amigos, familia, parejas, siempre son una huella importante que nos debe marcar, pero cuidado! No confundamos las marcas y los recuerdos con sintetizaciones y compilaciones de lo que tanto nos gustaba

El gran reto de los cambios y lo que nos hace diferentes como humanos es que tenemos la capacidad para evolucionar, para adaptarnos a los cambios y para seguir adelante.

Si tienes algo que decir, que sea frente al espejo, que sea pensando en lo grande que puedes cada individuo y sobre todo en lo que la visa te pone de ejemplo a no seguir.

Y si nunca tenemos esa oportunidad ?

Eres tan callada que a veces pareces distante, o probablemente soy yo el obsesionado con saber mas de ti, de leerte o escucharte, de mínimo decirte buena noches.

La vida esta hecha de momentos, oportunos o buenas rachas pero de esas circunstancias están hecha nuestras mejores menorías, de coincidencias o choques de las 3 dimensiones. De eso y de la buena suerte que a veces nos acompaña.

Tengo ganas de estar contigo y respirar el mismo aire, de llegar y abrazarte y tenerte cerca de mi, para que sientas mi amor en los huesos y veas que hay mucho mas de lo que puedes juzgar y que mis limites y mi cariño no conocen final.

Hay un mar de amor a punto de romper los muros de contención y quieren bañarte en dulces palabras y besos d amor… Pero todo es tan incierto que esto puede ser un holograma de lo que hubiera querido tener.

Dame una señal…

Entre tus manos

No hay mejor momento que estar entre tus manos, que tus ojos verdes me miren y mi mundo se detenga, que mi corazón lata tan fuerte que lo pueda escuchar sobre la música y mi visión se nuble y solo te vea a ti.

Esos 5 segundos en los que todo puede cambiar por una sonrisa, ese momento en el que sin darte cuenta estas poniendo cara de imbécil y solo puedes pensar lo felices que serian si siempre estuviera a tu lado.

Aquí estoy atrapado en el mar turbio de ideas que golpean mi cabeza una y otra vez y que no me dejan volver a dormir, aquí sigo solo pensando en ti y en la manera de que llegues un día y me pueda robar tu corazón.

Desde que te vi…

Cuando escuche los tacones por la escalera supe que tenía que voltear, algo me arrastro la mirada sin tantita vergüenza y te vi, sorprendido al verte perfecta no pude evitar hacer un gesto de sorpresa con un poco probablemente de mirada sucia.

Sorpresa la mía que tu papa estaba frente a mi y me descubrió la mirada, pero es que es imposible ver algo tan bello y evitar una miradita de mas.

Salimos de inmediato y solo podía pensar en tus ojos, tu cabello, tu sonrisa y esa seguridad con la que caminas que te hace brillar mas que cualquier otra mujer que este en este bar.

No puedo evitar ahora ver tus piernas, con ese tono bronceado y tus tacones increíbles, de verdad que esta noche es uno de esos días en que no podría estar en un mejor lugar, pero tengo que ser discreto con mi admiración hacia ti, no te quiero incomodar.

La noche paso corriendo, de bar en bar, entre amigos, música, extraños empujando, libros en la pared, besos entre cristales, tazas, tarros, vasos, cigarros, miradas, sonrisas y el viento aventandote la ceniza, el tiempo se nos fue de las manos.

Tuvimos que regresar, fue un día común, fueron lugares divertidos pero usuales, la gran diferencia esta noche fue que estuvo acompañada de tu aroma y de tus manos y eso la hizo una noche perfecta.

No quiero ser absurdo ni demasiado persuasivo, solo quiero volverte a ver y llenarme de tu compañía, y probablemente de noche soñar que algún día serás mi vida.

Desde que te vi…

Cuando escuche los tacones por la escalera supe que tenía que voltear, algo me arrastro la mirada sin tantita vergüenza y te vi, sorprendido al verte perfecta no pude evitar hacer un gesto de sorpresa con un poco probablemente de mirada sucia.

Sorpresa la mía que tu papa estaba frente a mi y me descubrió la mirada, pero es que es imposible ver algo tan bello y evitar una miradita de mas.

Salimos de inmediato y solo podía pensar en tus ojos, tu cabello, tu sonrisa y esa seguridad con la que caminas que te hace brillar mas que cualquier otra mujer que este en este bar.

No puedo evitar ahora ver tus piernas, con ese tono bronceado y tus tacones increíbles, de verdad que esta noche es uno de esos días en que no podría estar en un mejor lugar, pero tengo que ser discreto con mi admiración hacia ti, no te quiero incomodar.

La noche paso corriendo, de bar en bar, entre amigos, música, extraños empujando, libros en la pared, besos entre cristales, tazas, tarros, vasos, cigarros, miradas, sonrisas y el viento aventandote la ceniza, el tiempo se nos fue de las manos.

Tuvimos que regresar, fue un día común, fueron lugares divertidos pero usuales, la gran diferencia esta noche fue que estuvo acompañada de tu aroma y de tus manos y eso la hizo una noche perfecta.

No quiero ser absurdo ni demasiado persuasivo, solo quiero volverte a ver y llenarme de tu compañía, y probablemente de noche soñar que algún día serás mi vida.

Seguro fue solo un sueño…

Desde el punto donde estoy brillan tus labios y me atraen, es es que te veo hablando y es como si estuviera todo en cámara lenta y solo pudiera pensar en besarte, y es ese afán que tengo que una sonrisa me puede llevar de un lado a otro y de mi espacio al tuyo y de tus palabras a nuestros besos.

No se en que parte de la platica comencé a agarrar tu mano pero justo cuando todo se callo nuestras manos están juntas, podía sentir lo suave de tu piel y nuestros cuerpos haciendo fuerza para acercarse despacio, tus ojos mirándome mientras la luz roja del techo iluminaba tu rostro.

Alguna canción romántica sonaba de fondo y alguien seguramente nos veía y paseaba a nuestro alrededor pero nada ni nadie interrumpió la escena, ni el ambiente, simplemente éramos tu y yo besándonos despacio y suavemente.

Fue un beso tan perfecto como si hubiéramos entrenado toda nuestra vida por besarnos así, como si hubiéramos estado esperando justo este momento en el reloj de nuestras vidas.

Un beso llevo a otro y las manos se soltaron para abrazarnos, y mi mano de tu cintura marcaba la hora de irnos, vaya que teníamos cosas que festejar y mi casa era solo el pretexto para que te pudieras quedar una noche mas..

Esperanza o…

Que te quede claro que podría ir y sacarte del infierno, podría arrancarme la piel por no dejarte pasar frío, y vender mi alma a mil demonios por tenerte aquí un día mas, pero entiende bien que puedo ver en tus ojos la disolución que llevas arrastrando de otras vidas.

Problemas y dolores que debiste dejar atrás y que si bien no son fáciles superar, no serán algo que puedas mercadear, deja de arrastrar tu pasado y jurate a ti misma que no volverás a pensar lo que tu historia pudo ser.

Para comenzar algo nuevo necesitas sacudir ese miedo y ese dolor que no cuentas pero que lo sientes, deja de hacer prejuicios y comparaciones y comienza a sorprenderte de las cosas que te puedan pasar.

A la mierda las reglas y los procedimientos emocionales, intentemos algo espontáneo sin frenos y sin titubeos, veamos hasta donde podemos llegar y hacer algo que jamás hayan hecho, nunca por amar.

Separador … (Shit man!!!)

Hay una delgada línea para todo y en todo en la vida, como esa delgada línea que se dibuja en tu sonrisa cuando algo es demasiado bueno para ser verdad, como las líneas que se marcan justo arriba d tus ceja cuando no sabes que contestar.

Pero esta delgada línea es sobre esas cosas que pasan y que no debes extralimitar, de esas oportunidades que te da la vida pero que no debes d abusar, ahí es donde me pierdo yo.

Tengo esa mala maña de creer que todos pueden ser mis amigos, tengo esa mala costumbre de ser leal y la primera mano que agarren cuando necesiten algo, y tiendo a descuidar todo lo demás por tener siempre satisfechos a los que en mi confían.

Sacrificios podríamos decir, historias terminadas antes de tiempo o incluso intentos de relaciones que terminan en amistad por no saber marcar esa delgada línea, ese infinito mortal.

Me cuesta tanto trabajo priorizar esa cosas con el corazón y la cabeza siempre dirá: eres noble cabron debes hacer lo mejor. A veces pierdo la razón y creo que ya no se que es lo que hago mejor, y no me refiero a mi desarrollo personal, sino a mi crecimiento sentimental.

Como me gustaría ser tan bueno en las relaciones como lo soy para las ventas… Carajo!