Reencarnar

Cuantas veces puedes volver a nacer en la misma vida? Cuantos caminos distintos puedes tomar? Cuantas veces puedes elegir lo que va a marcar tu vida? y como dice mi canta autor favorito Cual sera el mejor camino?

Tengo un largo historial de “sentir” volver a comenzar una vida nueva, de sentir que otra vez puedo “borrar con la mano lo que escribí con el codo” y dejar mi pasado donde debe estar, empezar como si estuviera en cuerpo nuevo sin culpas ni penas, sin remordimientos ni condenas. Eso es para mi reencarnar en la misma vida que llevo desde 1985.

La verdad es que a mis 31 años sigo sin entender cual de mis decisiones marcará mi vida permanentemente, ni la carrera, ni los sueños frustrados, ni los que seguí, ni los que alcancé, ni ningunas muchas otras cosas han hecho que piense que algo en mi vida es permanente. No se si estoy ciclado en una anti rutina o en una forma de entregarlo todo y al mismo tiempo no aferrarme a nada.

No me considero inestable, ni alguien que ande vagando de un lugar a otro en busca de algo que no sabe exactamente que es, tengo muy claro que quiero y para donde voy, me descalabro ocasionalmente o me tropiezo por querer subir mas de un escalón a la vez, pero creo que sigo teniendo claro cual es mi destino.

Contrastante a esto, tengo una fe increíble en el azar de mi vida, en como todas las cosas inesperadas, aleatorias, indirectas y que me conquistan desde el primer momento, creo fielmente que valen la pena arriesgar casi cualquier cosa por vivirlas. Soy de esas personas que creen en el amor a primera vista, y no me refiero al amor hacia una persona, me refiero a que cuando cualquier cosa te llama dejarte llevar.

Así que aquí sigo, mas vivido, con mas madurez, con mas responsabilidades y presiones como cualquier humano en una vida adulta normal. Aun me considero el mismo tipo que empezó a escribir muchos años atrás, con menos depresión definitivamente, con las misma fuerza para enamorarme y con los mismos demonios en mi cabeza, que honestamente creo que mas que ruido ahora son herramientas, algo así como mi hiperactividad que en lugar de ocasionarme problemas con mis pocas horas de sueño se ha vuelto un perfecto pretexto para dormir menos y aprovechar mas.

Estoy enamorado de la vida que tengo de la persona que me acompaña y del trabajo que tengo, estoy entregado a ser feliz primero yo para hacer feliz a cada ser que me rodea, quiero dejar una huella en este mundo que sea algo mas que fotos y recuerdos de la gente que me quiere.

 

 

Oportunidades

A veces te encuentras en ese momento de tu vida en que piensas que estas haciendo, y probablemente a ustedes les llego en un momento de meditación, o mientras esperaban alguien o probablemente en esas noches que no puedes dormir y buscas respuestas en el techo de tu cuarto, pero es algo que tarde o temprano terminamos haciendo. Pienso (aunque pueda ser peligroso) que muchas de las cosas que somos, decimos y/o hacemos son el reflejo de lo que hemos vivido, de con quien hemos vivido y de quien hemos aprendido, somos entonces la suma de todos nuestros males, de todos nuestros miedos, aventuras, triunfos y sobre todo fracasos, porque finalmente de las experiencias sin importar su resultado siempre aprendemos, siempre disfrutamos y sobre todo repetimos lo que mas nos ha llegado y por supuesto lo que mas nos ha gustado.

Cosas como la forma en la que besas, las posturas que acostumbras mientras te toman una foto, las palabras que te identifican, los bailes, los tonos, los apodos, y muchas cosas mas, que no quieren decir que seas una maquina repetidora o un reciclaje de algo que ya fuiste, sino una reconstrucción de las mejores partes de ti en el presente.

Hay oportunidades en la vida que te dan pauta para marcar un rumbo completamente distinto a lo que tienes, hay personas y situaciones que se presentan sólo en momentos de tu vida que debes saber aprovechar o dejar ir depende sea el plan de tu vida y que tan arriesgado seas. La vida es un conjunto de decisiones que te forman y te mueven por caminos que tu y sólo tu escoges, y al final no se trata de ser el más tenaz o el más aventado para tomar decisiones, se trata de ser suficientemente fuerte para vivir con las decisiones que haz tomado, responsabilizarte de quien se entrega a ti y ser lo mas afectivo y reciproco que tu corazón y tu cerebro te permitan, para dar ese lugar, esa importancia y esa dedicación que te están entregando.

Sigo caminando con pies de plomo, sigo sin arrepentirme de nada en mi vida y sigo encontrando algo difícil reconocer mis errores pero al final soy capaz de aceptarlos y responsabilizarme, ahora estoy justo donde quiero estar y exactamente con quien debo estar, mañana no sé que me pueda pasar, pero me voy a preocupar por disfrutarlo y darlo todo día a día.
A veces te pueden temblar las manos de miedo o de coraje, y te puedes encontrar en un lugar difícil en el que no sabes que hacer, pero no hacer nada o tirar por la borda todo lo que has logrado no siempre es la mejor opción, pienso que si llegaste tan lejos para intentar algo bien vale la pena apostarlo todo por buscar algo mas, es como si fuera un juego de azar en el que solo tu y esa otra persona especial que tengas en tu vida pueden ser todo lo que se necesita para ganar.

El saco perdido…

Respiro hasta llenar mis pulmones de aire, cierro los ojos y apretó los puños. No quiero pensar, no quiero dar demasiadas vueltas a esto por que no quiero tomar ninguna postura, bajo la cabeza y comienzo a mirar el horizonte, aflojo los dedos y dejo que la sangre corra a mis dedos, sonrió y recuerdo cada imagen de esta noche.

Definitivamente no es algo que pueda dejar como algo que paso, como una noche más, como otro huésped más en mi corazón, algo paso esta noche que despertó en mi un sentimiento distinto a lo que había sentido antes, a las otras noches. Miro de regreso al cuarto y veo como te levantas y te pones mi saco, y sales al balcón a acompañarme con un cigarro… con un cigarro y mi saco, y sólo tu ropa interior.

-Que noche no? Dices mientras te mueves el cabello de la frente, creo que no tengo palabras que puedan decir lo que pasa anoche, o si pero no de leerían tan espectacular como de sintieron.

Camino de regreso a la ventana, recojo mi pantalón del suelo y te digo que voy por algo de desayunar, mientras tu esperas en el balcón, con tu cigarro y tu cabello alborotado, con mi saco y tus pies descalzos, con el humo que dale de tu boca y los camiones a lo lejos que comienzan a pasar.

El cuarto es un mar de evidencias, la sábanas en el piso y mi camisa en el pasillo, un par de arañazos en la espalda y un flash back de tu hombro derecho siendo mordido por mi, definitivamente son marcas de una buena noche.

Camino al carro y arranco pensando en querer volver y saber como será el resto del día. Llego 15 minutos después, esperando verla en la cama semi-dormida o en la regadera bañándose, o probablemente en el balcón junto a la mecedora. Abro la puerta pensando al decir alguna línea media ñoña de llegada o simplemente decir buenos días ya llegue.

Entro y dejo la comida en la mesa, veo la falta de sus tacones en el piso, entro al curto y veo que el balcón abierto y la cama tendida marcan que probablemente ella se haya ido, entro al baño y no hay huellas de ella, no pistas, no ropa ni si quiera mi saco, creo que de ha ido sin decir adiós, creo que la magia de anoche solo funciono de un lado.

Camino por el cuarto pensando, recorriendo un histórico de la noche, detalles, palabras, momentos, algo que pudiera hacer diferente lo que paso, algo que me dijera eso fue tan malo que hoy no te espero ni para decir adiós.

Reviso mi celular, no tengo el suyo, busca una tarjeta o una nota u tampoco dejo nada ahí. Tengo que pensar como volverte a encontrar, tengo que buscar la manera de verte otra vez, e intentaste enamorar, tengo que sacar el lado sensible del volvernos a encontrar y traeré de regreso a la cama y a mi amar.
(Continuara…)

Entre los dedos…

Te tengo entre mis manos, te aprieto con fuerza para saber que sigues aquí y que estas con la mente aquí, conmigo, que no estas pensando en en mañana ni en hasta donde pudiéramos llegar, que no piensas en tu pasado y que no tenemos el futuro, que tienes el presente de frente y de una patada lo podríamos pisotear, que la vida esta hecha para seguir sin tantas complicaciones a las corazonadas y que el mundo ya esta cansado de la gente temerosa que no se anima a cambiar.

Hay tantas cosas que eh visto seguir un camino que no llega a ningún lado que esta vez no quiero dejar las cosas sigan su rumbo natural, estoy dispuesto a manipular el cielo y borrar el sol con tal de que las cosas sea diferentes en mi vida, por lo menos una vez más.

Tus dedos entrelazados con los míos, tu cabeza recargada en mi pecho y mi corazón comienza a vibrar…

Cruzando caminos…

Estaba yo muy tranquilo disfrutando de mi día nublado, sentado en la mesa de costumbre con un Chai de coco y un cigarro, esperando despejarme y dejar que mi cabeza diera vueltas y me diera algo que contar. De pronto veo pasar a una mujer que por supuesto llamo mi atención, alta casi como yo, con el cabello largo y brillante y con un porte increíble al caminar. Era como si estuviera completamente segura de como se veía mientras caminaba, era como si supiera que la estaba observando y supiera que pensaba ir atrás de ella aunque sea sólo para saludar.

Por supuesto que deje atrás el Chai y el cigarro, me levanté rápidamente y sin disimular camine hacia ella, no sabía exactamente con que línea empezar así que me atravesé en su camino y dije -Hola soy Ricardo. Seguro se le hizo estúpidamente ridículo, por que sonrió y después se río, puso la mano sobre su boca y después de dar una segunda mirada bajo la mano y me saludo, me dijo hola yo soy Renata.

-A dónde vas? Le dije sin más rodeos para saber si esperaba a alguien más o si venía sola.
-Vengo a palacio a recoger un vestido. Sonreí discretamente aplaudiendo que no esperaba a nadie más.
Después de un par de preguntas e intercambio de información personal bastante general, me di cuenta que no la quería dejar ir, así que la acompañe a recoger su vestido.

En la tienda en la línea de probadores de pronto sale con su vestido preguntado -Que tal? Con un asentó tierno y cara de pregunta, con la boca apretada y mirándome a los ojos.

“Perfecto” fue lo único que pude decir, seguramente me puse rojo y la mirada fue demasiado obvio, era un vestido rojo con un escote increíble en la espalda, que dejaba ver algunas pecas en tus hombros y un lunar pequeño en la espalda baja. Un vestido largo como de ensueño, de verdad creí que estaba soñando.

Se volvió a meter al vestidos a cambiarse, pero esta ves dejo la cortina un poco abierta, dejo una delgada línea que me provocaba hacer carne un poco solo para ver probablemente algo más que es espalda bronceada casi perfecta que acababa de admirar. No resistí nuevamente y me acerque, cuidadoso y con nervios voltee a mi alrededor y me asegure que no hubiera nadie cerca. Al asomarme te la vi terminando de abrocharse el brasier y me vio ahí en medio del pasillo por el espejo, sonrió de nuevo y con la mirada me dijo ven… (Continuara)

Volverte a ver…

Sentado casi acostado sobre la mesa, fumándome un cigarrillo mientras veo el humo escaparse entre mis dedos subiendo al techo donde hay un ventilador que lo corta como espadas y lo reparte al resto de la casa, hoy es uno de esos días que hace frío, de ese frío que te cala hasta los huesos, que te entume las piernas y te hace sentir inútiles los dedos. El día casi gris, casi iluminado y casi tranquilo.

Casi es de día pensé, son las 6:30 y probablemente la ciudad se comienza a despertar. Volteo la cara contra mi brazo izquierdo y puedo volver a oler ese aroma que ella traía ayer que me tenía hipnotizado, cuando la abrace quise quedarme con ese aroma en mis pulmones. Ese aroma que te lleva a recuerdos, recuerdos que son como vídeos grabados en la mente, de esos en los que ves todo con un filtro sombrío pero escuchas, recuerdas aromas y hasta sientes las últimas caricias.

Tu mirada nostálgica, tus ojos medio abiertos y tus cejas intentendo ser expresivas, el ceño a medio fruncir, la boca un poco torcida y todo haciendo una cara de “no creo saber que hacemos aquí”.

Creo que somos amigos, o somos algo extraño con sentimientos muy fuertes pero muy limitados, y es que tenemos tantas cosas en común! probablemente el término amigos suene bastante cerdo pensando en las cosas que pasaron, pero el punto era marcar un lazo de mucha unión, de apoyo incondicional y de entendimiento, de esas cosas que puedes hacer enfrente de una sola persona y sabes que nada va a importar, de esos momentos que sólo pueden pasarte con alguien y los demás se pueden borrar fue cualquier lugar.

Mis manos te siguen dibujando en el aire, mis ojos te ven y caminas hacia mi, te abrazo y sonríes como si te diera el mismo gusto verte, sólo que más contenido o controlado. Quiero escuchar tu voz una y otra vez en mi cabeza, quiero repetir en mi mente tus palabras para que no se me olvide como suenan de tu boca, quiero hacer tantas cosas que si me dejarás no sabría por donde empezar.

Otro día más que te veo después de un buen rato de sólo pensar en ti, otro día más que te veo y siento que me pudiera quedar abrazado a ti, pero honestamente no se dónde vayamos a parar, o que estés buscando de mi.

Borrando miedos…

Y con mirarte en fotos me robas suspiros, con verte a los ojos me pongo nervioso, y admirarte a través de instagram es mi nueva mayor afición, claro que también me gusta sentir tu espalda desnuda, me gusta respirarte y sentirte cerca de mi, pero a veces hay que conformarse con los pequeños tesoros que nos da la vida.

No dejo de pensar en ti ni un día, estas en mi mente todo el tiempo, y en todas mis redes sociales, y en mi carrete de fotos del celular y obviamente te traigo tatuada en el corazón. Yo se que después de lo que hablamos no debería ser así, yo se que después de lo que dijiste no debería de escribir así, pero es que me resulte muy difícil dejar de sentirlo, se me hace mediocre aceptarlo y sólo darme la vuelta y no luchar más, se me hace insuficiente conformarme con un no es nuestro momento, y las cosas no deben empezar así.

Tengo miedo de ver moverse tus labios tan cerca de mi y no poder besarlos, tengo miedo de verte pasar y no poder atraparte entre mis brazos, tengo un corazón que se acelera al leerte, que palpita como si se quisiera salir a saludarte cuando te veo y que me provoca una sonrisa inusual cuando te escucho.

Quisiera poder borrar todos tus miedos e inventarte una historia diferente para que quisieras vivir una vida a mi lado. Borrar todos las reglas morales de tu mente, todos los prejuicios que te importan y comenzar desde cero lo que entre dos pudiera pasar.

Cielo Verde…

green-sky

Anoche la luna se asomaba coqueta por mi ventana, parecía luna llena desde el ángulo donde la veía, pero era una luna media, una mitad completamente radiante y perfecta, brillando desde el Rincón derecho de mi ventana, iluminando las sabanas en mi cama y al buro del fondo que se veía a través de mi ventana.
Sonreí y suspire, pensé que en cualquier momento de cualquier día hay cosas hermosas que apreciar sin esperar que algo extraordinario pudiera pasar, recordé mas de una de esas lunas en las que en lugar de asomarse, bajaba por mi ventana y nos iluminaba con singular alegría la noche.

Hoy desperté con las ultimas huellas de la luna en el cielo, con un sol imponente que marcaba su hora de entrada y despedía a la luna y esa estela que suele dejar antes de desaparecer, pero mi sorpresa fue que el sol siendo el mismo ponía el cielo de otro color, hoy el cielo se ve verde, las cosas cobran intensidad y los colores vuelven a tener contraste. Hoy el día se ilumina diferente, la tranquilidad se puede escuchar desde mi ventana, y algunos pájaros deseándonos un buen día al fondo también se pueden escuchar.

No puedo evitar esconder mi sonrisa, caminar diferente y sonreír a quien se me ponía en frente, no pude disimular el palpitar de mi corazón cambiando de ritmo por volver a escuchar tu voz, besar tu piel o probar tus labios, y es que aunque es difícil aceptar o saber que no será lo mismo probablemente, es mejor tenerte cerca, saber que en cualquier momento llamaras, o que te puedo encontrar en cualquier negocio de la misma plaza que solíamos frecuentar, o que quizás algún día te arrepentirás y correrás tras mi querer. No puedo evitar pensar mandarte flores, o llevarte un chocolate o quizás un globo de estrella para que tú tampoco me puedas dejar de pensar.

Una nueva oportunidad…

Comienza un día nuevo, sin sol y gris para variar, pero bueno veamos las cosas desde la mejor perspectiva, será un día de poco calor y con un clima ideal para un buen café y un cigarro.

Este nuevo año espero hacer todo diferente, quiero ser más claro en mis objetivos y más certero en mis decisiones, quiero ser más directo en mis comentarios y menos intenso en mis percepciones.

Hoy camino bajo la brisa de la lluvia hacia el trabajo, con una sonrisa media fingida y con ganas de un abrazo. El frío se siente en cada parte de mi cuerpo que ha sido fracturada o dislocada, y la humedad me tapa la nariz y me reseca la cara. Pero venga! Que el ánimo que traigo para este nuevo comienzo debe ser un antagonista con este tipo de días, debo demostrar siempre la alegría que queda en mi y ser firme en mis decisiones como en mis responsabilidades.

Sigo esperando aquel amor que un día creí ver llegar, y sigo siendo igual de sentimental y caballero para quien lo pueda notar. Un día de estos las cosas van a cambiar … Me repito en la mente.

La última y nos vamos…

Este 2012 trajo un monto de cambios en mi vida, me dio madurez y me enseño a base de buenos chingadazos que algunas cosas no deben dejarse a la ligera. Conocí mucha gente nueva, otros se quedaron en el camino y agarraron distintos destinos ya no compartidos con el mío, pero sobre todo este año fue de lecciones y metáforas.

Término el año como pocos años había cerrado, no en mi mejor momento pero si en un momento completamente diferente y fuera de mi zona de confort. Aprendí a valorar a quien tengo cerca y a querer a quien me sigue. Aprendo a dejar ir y desenlazar amistades “valiosas” y a desenmascarar a falsos amigos. Cosecho amistades infinitas y nuevas compañeras de alma, que más que compañeras se han vuelto un apoyo vital. Mantengo a mis más íntimos y viejos amigos, recibo sus “sugerencias” y “buenas voluntades” con el mismo gusto con el que las recibo y las abrazo cada que vez que les veo.

Dejo un camino firme y bien sembrado para 2013, trabajo y culminar una etapa nueva en mis estudios son una meta clara y primordial, encaro con valor y sin arrepentimiento este nuevo comienzo, aprendí a quererme a mi antes de buscar a quien querer, aprendí de mi compañía y de mis silencios, y de todo lo que una persona como yo no tenía idea como vivir cuando no tienes pareja. Creo que estoy listo para hacer todo de una manera diferente este nuevo año. Tengo que ser la versión mejorada de lo que hacia bien, me reconstruí y deje todo lo bueno que pudiera necesitar para empezar con toda la energía, con toda la luz y con más esperanza e ilusiones para tener el mejor año de mi vida.

Dicen que es mejor no esperar nada para siempre sorprenderse y no decepcionarse, este año tengo todo lo contrario en mente, espero todo lo que necesito de los que me rodean, me ilusiona poder dar todo lo que pueda por hacer fuertes a mis amigos, por darle apoyo y cariño a mi familia y me propongo ser una persona responsable con todo lo que a mi concierna.

No me queda más que dar una mirada atrás, una última y agradecida mirada al año que cierra. Gracias a los que siguen aquí, gracias también por última vez a los que formaron parte de mi vida y en algún momento nos separamos, seguro nuestro camino y los planes que tenía la vida para nosotros ya fueron cumplidos. Los que desertaron y sin más desaparecieron seguro un buen motivo tienen en su corazón y espero que estén tranquilos y satisfechos con su decisión a ellos también les mando un abrazo y todo el cariño que les pueda faltar.

Por último pero siempre más importantes, a mi familia, a mi familia de amigos y de sangre, a esos que abrazo como hermanos y que saben si lugar en mi corazón. Mis hermanos de sangre y mis padres son parte de este grupo de amigos del alma, mis mejores amigos desde la secundaria y uno que otro de algún tiempo más atrás, los buenos y nunca separables amigos de la preparatoria, las amistades nuevas y todos aquellos que con el tiempo han hecho click en mi vida y juntos comenzamos una nueva travesía de verdad GRACIAS por estar aquí, gracias por dejarme formar parte de sus vidas este año y espero que el 2013 sea un año donde reforcemos nuestros lazos y lleguemos así a muchos muchos años más!

Feliz 2013! Comencemos un año lleno de alegría y entusiasmo. Veamos la mejor cara del año terminado y abracemos todo lo que el destino y nuestro trabajo nos tiene destinado, mucha luz y cariño para todos y para sus familias, que todos los propósitos y las buenas intenciones que tienen para este año se vuelvan realidad. Seguimos este 2013 juntos y cuentan con todo mi apoyo y cariño.